Inicio Cultura y Sociedad UN NUEVO MERCADO PARA PETRER (1973) por Mari Carmen Rico Navarro

UN NUEVO MERCADO PARA PETRER (1973) por Mari Carmen Rico Navarro

342
0
El gobernador civil Mariano Nicolás inauguró el mercado municipal. En la foto, entre otros, el alcalde Pedro Herrero y los concejales Pilar Perseguer y José Luis Torres.
El gobernador civil Mariano Nicolás inauguró el mercado municipal. En la foto, entre otros, el alcalde Pedro Herrero y los concejales Pilar Perseguer y José Luis Torres.

El mismo día que se constituyó la Mancomunidad Intermunicipal del Vinalopó, el sábado 27 de enero de 1973, por la mañana las autoridades provinciales que por la tarde acudirían al acto que tuvo lugar en Elda, se dirigieron hasta Petrer donde tuvo lugar la inauguración del nuevo mercado municipal de abastos.

27-01-2022  Mari Carmen Rico Navarro

Mari Carmen Rico Navarro
Mari Carmen Rico Navarro
Ese día tanto Petrer como Elda vivieron una intensa jornada política ya que el gobernador civil de la provin­cia, Mariano Nicolás, se desplazó a las dos poblaciones, a Petrer para inaugurar el flamante nuevo mer­cado de abastos y posteriormen­te a Elda para firmar la cesión de terrenos de la primera guardería infantil de la población.
 
Las autoridades recorrieron el mercado tras su inauguración.
El nuevo mercado sustituyó al que se había inaugurado veintidós años antes, concretamente en 1951, y ocupaba los bajos del antiguo ayuntamiento y parte del espacio que en la actualidad es la plaça del Derrocat.
 
Las autoridades pasando por el puesto de Pedro Moya , marido de Julia la Manca.
El proyecto fue redactado por el arquitecto Juan Antonio García Solera en julio de 1971 y ascendió a cuatro millones de las antiguas pesetas. Se situó en el semisótano del edificio de viviendas construido por la Cooperativa Caja de Crédito de Petrer y daba a las calles Constitución, Luis Chorro y La Huerta. La superficie que ocupó era de 2.000 m², tenía una capacidad para 110 puestos de venta, la dimensión media de cada caseta era de 10,5 m². y en la obra se invirtieron algo más de 10 millones de pesetas.
 
Desde su inauguración este mercado municipal no ha gozado nunca de buena salud y ello a pesar de ser un espacio comercial imprescindible para los habitantes de la zona centro. Su ubicación en un sótano lo condenó al fracaso nada más nacer. En el año 1996 se realizó una reforma importante y en el 2008 se acometieron obras para instalar un ascensor, mejorar la a accesibilidad e instalar una cafetería para dar más servicio y animación al mercado. Con el paso del tiempo fue disminuyendo el número de casetas en funcionamiento y la cafetería también cerró. Su clientela era básicamente de personas de edad avanzada. En sus últimos años contaba con poquísimas casetas interiores en funcionamiento y estaba tocado de muerte.
 
En las calles adyacentes al mercado se celebra un mercadillo conocido como el mercadillo de la calle La Huerta, que tiene lugar los lunes y en la actualidad tiene alrededor de 35 puestos de los cuales 21 están dedicados a la alimentación y corresponden mayoritariamente a frutas y verduras, aunque también existe oferta de confección, zapatos, droguería, flores y plantas…
 
Atrás, muy atrás, quedaron las ganas de mejorar este mercado reduciendo sus dimensiones ante la escasez de demanda por parte de los vendedores y debido a la poca asistencia de público, también se intentó mejorar su accesibilidad dotándolo de ascensor siempre mirando las autoridades municipales que este sector de la población pudiera contar con este servicio de abastecimiento sobre todo para las personas mayores que viven en el casco histórico y no pueden desplazarse.
 
No será hasta el 12 de septiembre de 1989, con la inauguración del mercado de La Frontera, cuando Petrer cuente con un servicio comercial moderno, a pie de calle y con puestos llenos de vida. La acogida del público a este mercado siempre ha sido excepcional y a él acuden usuarios tanto de Petrer como de Elda.
 
El 10 de marzo de 2021 el equipo de gobierno anunció que el mercado central del casco histórico se convertiría en un centro de ocio para jóvenes. Un espacio de encuentro en el que compartir y debatir. Este espacio, que cuenta con 2.700 m², será reformado totalmente, se derribará el interior para construir una sala de estudio autogestionable y varias salas cerradas, el resto serán espacios no fijos y amplios para que se pueda adaptar a cursos o reuniones. Habrá un punto de información juvenil, una zona para el debate, un espacio para crear comunidad, será un punto de convergencia para los jóvenes, que son el futuro, pero también el presente de Petrer. Cuando este proyecto se haga realidad la historia de este mercado municipal habrá quedado atrás.
 
Fue el 31 de diciembre de 2021 cuando cerró definitivamente sus puertas y en este momento tan solo quedaba un puesto en activo, concretamente una carnicería. Tras 48 años de vida acababa la historia de un mercado que nunca llegó a ser lo que a todos nos hubiese gustado que fuera.
 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.